La asadura de cordero es un plato que destaca en la cocina tradicional española, especialmente en las regiones donde la cría de corderos es prominente. Por ejemplo, es popular en Castilla y León, Extremadura y Andalucía. Este plato, elaborado con las vísceras de corderos lechales, es un ejemplo de la cocina de aprovechamiento, donde se utilizan todas las partes del animal, reflejando una filosofía culinaria de respeto y sostenibilidad. Hablamos de la asadura de lechal en nuestro blog de Carnicerías Juan Ortiz.

Qué es la asadura de lechal

Como hemos comentado, la asadura de lechal incluye el hígado, corazón, pulmones y otras vísceras del cordero lechal. Es decir, proviene de corderos alimentados exclusivamente con leche materna y sacrificados a una edad temprana.

Estas piezas se cocinan típicamente asadas o fritas, y a menudo se acompañan de una variedad de hierbas y especias que realzan su sabor.

Así, la preparación de la asadura de lechal varía según la región y las preferencias personales. Un método común es asar las vísceras en un horno o a la parrilla, condimentadas con ajo, perejil, limón y otros aromáticos. Algunas recetas incluyen un marinado previo para suavizar y enriquecer el sabor de las vísceras.

Nutricionalmente hablando, la asadura de lechal es rica en nutrientes esenciales como proteínas, vitaminas y minerales. Es particularmente alta en hierro y vitaminas del grupo B, lo que la hace beneficiosa para la salud, siempre y cuando se consuma en un contexto de dieta equilibrada.

Cabe destacar que este plato tiene un valor cultural significativo. En muchas comunidades, la preparación y el consumo de la asadura de lechal son parte de celebraciones y festividades, sirviendo como un símbolo de hospitalidad y tradición.

Finalmente, la utilización de las vísceras en la cocina es un ejemplo de respeto por el animal, asegurando que se aproveche al máximo y se minimice el desperdicio. Esto está en línea con las prácticas culinarias sostenibles que son cada vez más valoradas en la sociedad moderna.

Quienes quieran disfrutar de esta tradicional delicia, pueden comprarla en Carnicerías Juan Ortiz.