Las hamburguesas siempre han sido una elección popular para una comida rápida y satisfactoria. Pero con la aparición de las hamburguesas smash, esta comida clásica ha sido elevada a un nuevo nivel. ¿Pero qué son exactamente las hamburguesas smash? ¿Cómo se hacen y por qué han cautivado a tantos amantes de las hamburguesas en todo el mundo? Os lo contamos en nuestro blog de Carnicerías Juan Ortiz.

¿Qué son las hamburguesas smash?

El nombre «smash burger» o hamburguesas smash, proviene del método utilizado para cocinarlas.

En lugar de formar un medallón de carne grueso como en una hamburguesa tradicional, las hamburguesas smash comienzan como una bola de carne molida, que luego se aplasta en una plancha o sartén caliente. De este modo, se consigue una hamburguesa delgada con bordes crujientes y un centro jugoso.

En qué consiste el método smash

El proceso de hacer una hamburguesa smash es sencillo, pero requiere tener en cuenta determinadas cuestiones.

Primero, comenzaremos aderezando la carne picada a nuestro gusto y  formando una bola. Lo ideal es que cuente con un contenido de grasa de alrededor del 20%.

Esta bola de carne se coloca en una plancha muy caliente, y luego se aplasta con fuerza usando un prensador de hamburguesas o una espátula o espalmador pesado.

El hecho de aplastarlo cumple dos propósitos. Primero, crea una superficie plana que maximiza el contacto entre la carne y la plancha, permitiendo un dorado y caramelización uniformes que producen un sabor intenso y rico. Segundo, da como resultado una hamburguesa delgada que se cocina rápidamente, manteniendo la jugosidad de la carne.

Así, después de aplastar la hamburguesa, se cocina durante unos minutos hasta que se forma una corteza dorada en la parte inferior. Luego se da la vuelta y se cocina durante un par de minutos más. A menudo se añade queso por encima para que se derrita con el calor residual.

Por qué están de moda las hamburguesas smash

Las hamburguesas smash se han vuelto muy populares por varias razones. Para empezar, ofrecen una combinación inigualable de texturas: los bordes crujientes contrastan con el centro suave y jugoso, y la capa dorada añade un sabor difícil de resistir.

Además, las hamburguesas smash son relativamente rápidas y fáciles de hacer en casa. No se requiere una parrilla y el método de cocción es simple una vez que se domina la técnica de aplastar. Esto las hace accesibles para los cocineros caseros que buscan recrear la experiencia de la hamburguesa de restaurante en su propia cocina.

Finalmente, aunque las hamburguesas smash son deliciosas por sí solas, también son una base excelente para una variedad de aderezos y sabores, desde queso y cebolla caramelizada o salsa barbacoa.

Si queréis prepararlas en casa, en Carnicerías Juan Ortiz os proporcionamos la mejor carne picada.